IV Etnografía

Páginas 276-281


2.2. Las fuentes


PARROQUIAS DEL MUNICIPIO                       FUENTES PRINCIPALES
1.  Becín .................................................    2
2.  Buriz,O ..............................................     1
3.  Labrada ..............................................    1
4.  Guitiriz (Lagostelle) ...............................     7
5.  Mariz .................................................    1
6.  Negradas ............................................
7.  Parga .................................................    4
8.  Pedrafita .............................................    1
9.  Pígara .................................................   4
10.  Roca .................................................    8
11. San Breixo ...........................................    2
12. San Salvador ........................................   10
13. Santa Cruz ..........................................    10
14. Santa Locaia .........................................  
2
15. Santa Mariña ........................................    2
16. Trasparga .............................................  2
17. Vilar, O ................................................
18. Vilares, Os ............................................  6

TOTAL FUENTES..........................................  63

Podemos hallar representadas las dos principales riquezas de Guitiriz, el agua y la piedra, en las hermosas fuentes en cantería que se esparcen por todo el territorio. Por sus caños brota tanto las aguas de uso habitual como las aguas minero-medicinales. A su alrededor, preciosas labras, desde las más sencillas a auténticas esculturas, se ven a veces cubiertas por templetes o edificios.

Fonte de San Xoán o do Santo, en el Balneario de Guitiriz 
Se encuentra en San Xoán de Lagostelle (Guitiriz), frente al Hotel Balneario y al lado del parque. Es conocida desde tiempos antiguos como la “Fuente del Santo”, pero el pabellón de aguas que la cubre no se realiza hasta 1904.
Análisis de las aguas
La forma que ha adquirido el pabellón parece recordarnos simbólicamente un templo que rinde culto a las antiguas ninfas protectoras del agua. Es un pabellón pentagonal de sillería, ricamente decorado, rodeado de una bella rejería de hierro entre grandes columnas y rematado con una greca calada. Se completa con dos dependencias a modo de alas: una capilla y una estancia para servicios de las aguas. El manantial surge por dos caños situados en un frontispicio de mármol blanco, que se haya coronado por una talla en madera de un cáliz y una serpiente enroscada, que representan las aguas medicinales (imagen que se repite en el escudo de Guitiriz).

Éste es el único manantial que, emergiendo por 5 puntos diferentes en el espacio de 1 metro, tiene un caudal muy abundante a lo largo de todo el año: unos 1720 litros por hora (28 litros por minuto), a una temperatura de unos 15º centígrados,  por lo que se consideran aguas frías.  Son oligometálicas acratopegas (con composición predominante en bicarbonato sódico), sulfuradas y muy radiactivas. Sus propiedades organolépticas son la transparencia, con olor y sabor a huevos podridos, y untuosas y suaves al tacto.
Conviene beberlas al momento y están recomendadas especialmente para procesos crónicos de colecistitis y disquinesias hipertónicas, pero también para afecciones del hígado, para normalizar la función gástrica, para reducir niveles de colesterol y triglicéridos, para trastornos de piel, para regular el sistema neurovegetativo (ansiedad), etc.

Fonte de Santo Domingo, en el Balneario de Pardiñas
Cola de agüistas en la fuente medicinal de Pardiñas, hacia 1950
Se halla en la aldea de Pardiñas, en la parroquia de San Xoán de Lagostelle (Guitiriz).  El balneario data del año 1955, como nos indica la inscripción en su fachada, aunque sus aguas ya se aprovechaban desde tiempos atrás con una enorme afluencia de gente, como demuestra una interesante foto que se conserva en su interior. Su propietario, Domingo Cabarcos, fue también el promotor de la iglesia que se levanta justo enfrente del edificio de la fuente. Es una construcción muy sencilla, que llama la atención, al exterior, por su portada de estilo neoclásico y sus amplios ventanales.   El interior se anima con azulejos azules y una escalera por la que se llega a la fuente que está más baja que el nivel del suelo. El manantial surge de un caño, alrededor del cual se dispone una ornamentación vegetal de juncos y flor en mármol blanco, además de una preciosa figura metálica de pez alado, muy usual en las fuentes. El espacio edificado se completa con unas estancias para el médico y pacientes.

Sus aguas medicinales son de tipo sulfurado-fluoradas, indicadas para dolencias de hígado, dolencias biliares, afecciones de piel, dolencias de riñón y trastornos digestivos y del apetito.

Fonte de Valdobín y otras fuentes, en San Estevo de Parga
La fuente de Valdobín se localiza en el margen izquierdo del río Parga, cerca del puente A Retorta. Entrando en Parga por la carretera de O Mesón da Cabra, está por una pista a la izquierda, a unos 300 metros.  En el año 1950 se construyó la actual fuente en piedra, pintada con color blanco y rojo, y recientemente se acondicionó su entorno con una área recreativa y se cubrió la primitiva fuente con un templete hexagonal. Son aguas medicinales, de tipo sulfurado-fluoradas, por lo tanto, presentan las mismas indicaciones que las aguas de Pardiñas.

También merecen ser destacadas, en el entorno de la villa Parga, una serie de fuentes que han sido  acondicionadas por la Asociación de Montes Vecinales en Mano Común, dirigida por Don David Díaz Losada.  Así podemos visitar, además de la ya citada fuente, la fuente de O Portopulgo, la fuente del área recreativa junto al río, la fuente de A Nena y la fuente de A Veiga da Braña.

Fonte de San Xoán, en el Pantano de San Xoán
Aunque recibe el mismo nombre que la existente en el Balneario de Guitiriz, ésta se halla situada en la preciosa área recreativa de San Xoán, a unos 8 kilómetros de la villa de Guitiriz. Fue realizada en el año 1985 por encargo de la Xunta de Galicia. El agua potable sale por un caño que se encuentra suntuosamente presentado por un enorme bloque de cantería, que está acompañado por bancos de piedra a sus lados.

Fuentes tradicionales de cantería
Existe un tipo de fuente bastante extendido que presenta un frente de piedra  muy habitual en el ámbito rural gallego: consta de  una gran pieza cuadrangular y un frontón con remate en cruz. Lo podemos ver en la fuente de la iglesia de Santa Mariña, reformada en el año 1990. Se halla empotrada en el muro que conforma el atrio de la iglesia, pero lo más curioso es que el manantial nace por debajo del altar.

La misma estructura tiene la fuente del atrio de la iglesia Santa Cruz, la de San Alberte en San Breixo y la de San Bieito en Pígara.

Fuente del atrio de la Iglesia de Santa Cruz
Se encuentra cerca de la iglesia parroquial, en el muro de cierre del atrio. Presenta un frontis de piedra muy habitual en las fuentes rurales gallegas: una gran pieza cuadrangular y un frontón con remate en cruz.

Fuente de San Alberte, en San Breixo
Situada al lado de la capilla de San Alberte, en el muro que rodea su atrio, en la parroquia de San Breixo. Sigue el esquema de fuente rural, pero presenta, además una inscripción latina. Según la tradición, acuden a beber los que tienen problemas en el habla.

Fuente de San Benito, en Pígara
 Situada en el lugar de Ferreira, en Pígara, llamada «fonte das verrugas». Presenta un frontis de piedra y una gran cubierta sostenida por columnillas. Según se cree, su agua elimina las verrugas. Recientemente, se habilitó un área recreativa en un lugar cercano y lindante con la Carretera de Vilalba a Baamonde.

Fonte de O Campo da Virxe de Bascuas, en San Salvador
Está situada en el campo del santuario de la Virgen, junto a la aldea de Bascuas. Permanece prácticamente en estado natural, ya que donde nace el agua se han colocado sólo unas piedras, justo delante de la cruz de Bascuas. Por su situación en este lugar sagrado se la considera muy milagrosa.


Páginas 322-323

1.9. Oficios de transformación de la piedra, la pizarra  y la teja
Fuente: Elaboración propia a partir de una encuesta hecha por los colaboradores
En la comarca de Guitiriz los oficios más desarrollados, antaño y hoy, son los de la transformación de la piedra y la pizarra. La razón se halla en que todo el municipio tiene un subsuelo de granitos de diversas calidades, y actualmente hay unas grandes canteras de extracción, especialmente en las parroquias de San Estevo de Parga, O Vilar y Labrada. En estas tierras se extraen tres clases de granito: Silvestre, Albero y Parga. La extracción anual alcanza los 30.000 m3.
Concurso feria de canteros
De hecho, la piedra que se extrae del monte vecinal de San Estevo de Parga se exporta a los Países Árabes, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Japón, Alemania, etc. Pero no sólo hay abundancia sino calidad: hace 300 años se empleó la piedra del monte de A Croa para la reconstrucción del Monasterio de Sobrado dos Monxes y la iglesia de ese cenobio; fue utilizada en el Panteón de los Andrade en Betanzos; también está presente en el Centro Gallego de La Habana y en el Banco de España de A Coruña. De la cantera de Fraguas en O Vilar se extrae la piedra destinada a ciertos elementos de la Sagrada Familia de Gaudí, en Barcelona.

Otra razón del actual florecimiento de los canteros se encuentra en la labor realizada por la Asociación Cultural “Xermolos” (“Gérmenes”) que ha realizado numerosos cursos de transformación de la piedra. Y también contribuye la actual tendencia a retirar el encalado de las paredes exteriores de las casas y dejar las piedras al descubierto, realizando un rejuntado especial.

Javier Quijada en su taller
El proceso de transformación de la piedra comenzaba con el trabajo de los picapedreiros (picapedreros) que arrancaban la piedra en las canteras o pedreiras; luego venían los carreteiros (carreteros) que acarreaban la piedra hasta el lugar de la construcción de la casa o edificio auxiliar y finalmente intervenían los canteiros (canteros) que normalmente también realizaban la labor de colocar la pizarra en el lousado (enlosado o cubierta de la edificación).
La pizarra de la zona era de mala calidad, por lo que pronto comenzó a ser importada; y la teja apenas está presente en la comarca.




Páginas 340-342


4. LA OBRA DEL POETA XOSÉ MARÍA DÍAZ CASTRO
(O Vilariño, Os Vilares, Guitiriz: 1914-1990)

Foto de Xosé María Díaz Castro
4.1. Su formación
Díaz Castro se formó en el Seminario de Mondoñedo, y una vez obtenida la licenciatura en Filosofía y Letras, se trasladó a Madrid, alternando investigación, enseñanza y traducción, campo en el que destacó por su dominio de la mayor parte de las lenguas europeas.
Casa natal de Díaz Castro, en O Vilariño, Os Vilares

Como poeta, pertenece a la Xeración de 1936 (“Generación de 1936”), formada por un grupo de escritores nacidos entre 1910 y 1920.  Ellos vivieron la guerra civil y reflejaron en sus obras las repercusiones de aquel hecho.
De manera muy personal cada uno, todos tuvieron la intención de continuar, en un principio, con las diversas tendencias de la poesía de preguerra, asumiendo la tarea de transmitir a los nuevos poetas el espíritu de la Xeración Nós (“Generación Nosotros”).

4.2. Su obra literaria
Placa en la puerta de la casa del poeta
Se ha perdido prácticamente toda su obra juvenil, sólo se conserva un poemario y composiciones sueltas, de las que hay que destacar las aparecidas en Alba y los últimos poemas que publicó en Dorna.
“El canto de la ciudad” y los tres sonetos de “Nascida dun sono” (“Nacida de un sueño”), de 1946, pueden consultarse en el Homenaje de la Asociación Xermolos (Guitiriz).
Todas las producciones posteriores deben entenderse como cercanas a su único libro: “Nimbos” (1961), una búsqueda de la transcendencia, que se interroga sobre los problemas básicos del ser: la vida, el tiempo y la muerte.

4.3. Su mundo poético
Díaz Castro, marcado por su honda pasión terrenal, hace uso de una lengua gallega dura y descarnada, que tiene en lo popular la fuerza expresiva de la naturalidad.
Aunque parte de un tono neovirgilianista similar al de los poetas lucenses, se aleja de la visión atemporal y descriptiva de los paisajistas que se recrean en las vistas de las tierras gallegas, prefiriendo la Galicia real, histórica y problemática.
Así, va analizando temas como la emigración y la miseria, lo cual lo acerca a los poetas sociorealistas; sin embargo, frente a éstos, sus temas presentan una apremiante necesidad mística de luz: Galicia es un caos oscuro y sangriento, que representa, en pequeña escala, el universo; Dios es el único capaz de salvarla por la luz, pero el papel del poeta es importante en ello: debe hacer luz sobre las cosas, y, por tanto, salvarlas, aunque el reino de la palabra sea el de la duda.

De riqueza asombrosa y gran perfección formal, la influencia de Díaz Castro en las generaciones más recientes está basada en la autoridad que otorga un profundo prestigio, poético y humano.

“Penélope” (Nimbos)
Un paso adiante e outro atrás, Galiza,                     Un paso adelante y otro atrás, Galicia,
e a tea dos teus soños non se move.                        y la tela de tus sueños no se mueve.
A esperanza nos teus ollos se espreguiza.                La esperanza en tus ojos se despereza.
Aran os bois e chove.                                             Aran los bueyes y llueve.

Un bruar de navíos moi lonxanos                            Un bramido de navíos muy lejanos
che estrolla o sono mol coma unha uva.                  te estruja el sueño suave como una uva.
Pero ti envólveste en sabas de mil anos,                  Pero tú te envuelves en sábanas de mil años,
e en sonos volves a escoitar a chuva.                      y en sueños vuelves a escuchar la lluvia.

Traguerán os camiños algún día                             Traerán los caminos algún día
a xente que levaron. Deus é o mesmo.                   la gente que llevaron. Dios es el mismo.
Suco vai, suco vén, ¡Xesús María!,                          Surco va, surco viene, ¡Jesús María!,
e toda a cousa ha de pagar seu desmo.                   y toda cosa ha de pagar su diezmo.

Desorballando os prados coma sono,                       Despluviando los prados como sueño,
o Tempo vai de Parga a Pastoriza.                          el Tiempo va de Parga a Pastoriza.
Vaise enterrando, suco a suco, o Outono.                Se va enterrando, surco a surco, el Otoño.
Un paso adiante ¡outro atrás, Galiza!                      Un paso adelante ¡otro atrás, Galicia!

La protagonista del poema es Galicia, y el tema es la constante frustración de la esperanza en esta tierra, que provoca, entre otras cosas, la emigración. La estructura del poema es circular, empieza y acaba con el mismo verso, el cual transmite la idea central del poema.
"Aran los bueyes y llueve", monumento al poeta en la villa de Guitiriz
 
"La belleza me hirió para siempre", busto al poeta en Os Vilares